domingo, 14 de mayo de 2017

Akela y Baloo.

Eres llama incandescente
en fuegos que están por arder
la energía del café
la locura que me da el Jagger
y el cariño de un hermano.

Ahora que estás más cerca
te puedo contar las estrellas
de mis noches en la oscuridad,
mis campamentos en el infierno
y mis acampadas de felicidad.

Siempre te encuentro por la calle
y nos paramos a saludar
como si no nos vieramos nunca
aunque te acabe de ver.

Eres mi manta sobre el saco
que me arropas sin quererlo
y cada vez que se te caiga la tienda
cada vez que te mueras de sueño
levantaré tu macuto
y te llevaré al fin del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario