miércoles, 4 de enero de 2017

Los monólogos de Venus.

A veces vienes y me dices un montón de cosas
y no se que decir.

A veces dices cosas que no entiendo
y no lo quiero admitir
A veces dices cosas que me dan miedo
y no lo quiero asumir
A veces no te escucho porque me escucho a mi
A veces me gusta lo que dices
y no te puedo responder.

A veces vienes y me dices un montón de cosas
y no se que decir.

Me dices muchas cosas y no lo puedo resistir
Me sonríes y empiezas a hablar
Me besas y me embelesas con tu forma de mirar
Me miras con los ojos grandes y el pecho lleno
Yo te observo en silencio
No puedo evitar perderme en tus tiempos
con tus caderas de reloj de arena
que van más despacio que tiempo real.

A veces voy y te digo un montón de cosas
y no sabes que decir.

Me muero de la risa cuando te quedas así
Descolocado y encantado
Te beso, te sonrío
pero no pasa nada, cariño
porque yo te entiendo cuando no dices nada
porque para mi lo dices todo
cuando me abrazas con esa intensidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario