miércoles, 13 de julio de 2016

Día de limpieza.

Tiré el colchón manchado
De sudor, de miedos y de dolor
Al punto de corazones sucios
Y las sábanas con olor a ti
A tus mentiras piadosas
A tus rosas marchitas
A conversaciones enfermizas
Y a noches de nexo sin subordinadas que unir.

Limpié los cristales
Quité el polvo de reconciliación
El de despecho y el de pasión
El de colores y post-depresión
Con el cristasol quitamales
Con un trapo de esperanza
Y brillo antidesilusión.

Cambié el viejo sofá y los cojines
Y se fue el olor a patatas rancias
Y a alcohol barato
De las fiestas en las que acababas harto
Y que yo sólo hacía para ti.

Compre otro mantel para la mesa del comedor
Para quitar las cenas a bocados de lobo
Para olvidar los desayunos de resaca
Cuando tu no te ibas a casa
Y yo cargaba poco el café para volver a dormir
Y así dia tras dia
Finde tras finde.

Cambiaré de bar
Beberé otra cerveza en otra ciudad
Pasearé por otras calles
Cantaré otras canciones
Dejaré de llevar tacones
Y volveré a casa en malas condiciones.

Y me iré de viaje sola
Con destino "lejos de ti"
A pasar tiempo para mi
A ver mis monumentos
A conocerme a mi
Y cuando vuelva quizás
No quede nada más de ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario