domingo, 11 de enero de 2015

Sótanos ajenos.

Estoy durmiendo
En el sótano de tu cabeza
Donde no me puedes ver
Donde no puedes echarme

Duermo allí
Y sola
Intento ponerle la zancadilla
A tus fantasmas mentales
Parece que funciona
La medicina, digo, droga
Qué te metí en la copa
Cuando la dejaste sola

Decidí seguir
Con mi vida
Desde allí dentro
Para engañaros a ti y a los vientos

Algunos días
No puedes dormir
Los que sí
Son por mi
Porque espanto a tus espantos
Y me quedo en vela
Para asustarlos

Después del conjuro
Y del cumplimiento del contrato
Te devolveré la llave
Para que lo llenes de trastos

Volvamos a casa
Volamos mañana
Nos vamos a la cama
Que mañana
Quizás ya no tenga cama
En el sótano de tu cabeza
Porque me hayas visto
Porque me hayas echado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario