miércoles, 7 de octubre de 2015

Lucha ante el maltrato.


Quisiera preguntarles, señores y señoras del jurado

¿Cómo se sabe cuándo es maltrato?

¿Cuándo sabemos que algo es una ofensa y no un simple comentario?

¿Cómo sabemos que nos están manipulando?

¿A alguno de ustedes se lo enseñaron en el colegio?

Lo dudo

 

¿Cómo nos defendemos ante el maltratador?

¿Cómo conseguimos huir del opresor?

¿Cómo superamos el dolor, el miedo, la ausencia de amor?

¿Cómo hablas de ello sin pavor? ¿como confías de nuevo?

¿A alguno se lo han enseñado en el instituto?

No creo

 

¿Cómo defendemos nuestra integridad?

¿Cómo luchamos ante la gente que nos rechaza, insulta, pega, agrede o miente?

 ¿Alguien tiene respuesta? ¿Quién dice la verdad?

 

¿Cómo aprendemos a amar si nos enseñan a odiar?

¿Cómo aprendemos a hablar si nos enseñan a callar?

¿Cómo aprendemos a luchar si nos enseñan a obedecer sin comprensión?

¿Cómo aprendemos a vivir si nos enjaulan en vidas de mentira?

No se aprende, sólo se pierde.

 

Psiquiatras, Psicólogos

Antropólogos, Sociólogos

Educadores, Emprendedores

Policías y Defensores

¡Ayúdenos a luchar!

¡Enséñenos a vencer!

¡Aprendamos a defendernos!

 

Dejemos de vivir con miedo

Rompamos los barrotes de acero

Y vivamos dueños de nuestras almas, cuerpos y sueños.

jueves, 6 de agosto de 2015

desorden técnico.

El té recalentado, siempre suele saber mal
El amor olvidado, nunca está olvidado de verdad
El café una vez molido no se puede regenerar
Y el dolor producido no se puede deshacer.

El "abre fácil" de tu piel se me ha roto otra vez
Y para variar no puedo entrar a conocer
Tus emociones, tus colores, tus pensa...
¡Miento! O sea, ¡Mientes! Constantemente
La rendija que ha dejado tu mirada me lo dice
Que ocultas más de lo que crees
Que espere 35 segundos para desbloquear otra vez.

El calor de mi salón nos dejó en el suelo
A ti por mentiroso y a mi por algo paralelo
Por guardarnos secretos entre nosotros y a todos ellos
Por bebernos nuestros sueños y tirar las botellas al contenedor de cartón.

El desorden relatado no será explicado
Aquel involucrado no será delatado
Y las pastas pasadas como el té
Yo no las ingeriré.

domingo, 12 de julio de 2015

Renovación

Estoy cansada de cosas que no quiero contar
Mis cicatrices ya no me hacen sentir especial
Ya no me duelen al rozar la ropa nueva a estrenar

Estoy tan agotada que me da igual
Solo quiero descansar en paz
Cerca del mar y lejos del mal de la ciudad

Estoy muda de pereza
Estoy llena de calma
Estoy limpia de karma

La mala suerte se aleja
Los demonios no resuenan
Y mis pensamientos a veces también sueñan.

jueves, 28 de mayo de 2015

¡Houston, ayuda, por favor!

 
Juegos con la mente
Juegos con la gente
Manipulación
Conexión
Unión
Separación
Melancolía
Confusión
Infusión con compañía o solo
Soñar como un bobo
Revolcarse en el lodo por error
Fallar desde el corazón
Doler con el alma
Atraer con conducta y no físico
Tener química infinita
Cariño por todos lados
Una cárcel acorralándonos
Nada bajo control
¡Houston, error!
¡Houston, ayuda, por favor!

martes, 28 de abril de 2015

Jungla

Jungla de cemento
Se te araña la cara con el suelo

Donde las calles son veneno
Donde me entreno para la vida

Siempre traicionera
Siempre a la espera

De que te des la vuelta
Para que te choques a ciegas

Mierda, me volvi a caer
Mierda, otra vez heridas en mi piel

domingo, 12 de abril de 2015

Así viví.

El saber y el ver
no ocupan espacio
el querer es poder
será mi epitafio

Moriré despacio
sabiendo que he vivido
bebiendo de lo aprendido
saboreando el infinito
eternizando los minutos
y acortando las horas

Soñando a solas
aventuras acompañadas
cruzando mares
a través de puentes impenetrables

Resolviendo acertijos
en laberintos sin salida
sorbiendo el tiempo
soplándole al viento

Así viví

Creyendo en trolas
bailando en bolas
llorando en bodas
riendo en funerales

Recordando finales
en los principios de los males
leyendo poemas mortales
poetizando los malditos rosales

Celebrando carnavales
disfrazados de desalmados
asesinando almas
de amuletos ancestrales

Queriéndonos a mares
Mareándonos en ríos
Muriéndonos vivos
Sabiendo que aquí seguimos.

miércoles, 25 de marzo de 2015

Retorno vivo

Y le eché huevos
Aunque me moría de miedo
Y le eché risas de incredulidad
Pues no me mató el miedo

Y le eché tiempo
Y le eché lágrimas
Y dolor y mal cuerpo
Todo lo que me salía de dentro

Y lo solté todo
Todo desde la azotea
Porque ya no vivo en sótanos
Vivo en el último piso

Piso el suelo a cachos
Firme de nuevo
Sobrevuelo los cielos
Como un ave de nuevo

Porque nací de nuevo
Cuando me levanté
Después de caer de bruces
Contra el frío y duro suelo.

lunes, 9 de marzo de 2015

Retorno.

Vuelvo a creer que soy yo misma,
Y no una extraña
Dueña de mi vida y de mi drama
Reina de mi desorden y de mi calma
Mía completamente
Simplemente yo.

Vuelvo a creer en mí
Tanto y tan poco como antes
Vuelvo a beber de los demás
Vuelvo a dejarme beber
Sueño otra vez
Con estar nada más que bien
Sin excesos ni defectos
Sólo bien.

Vuelvo a querer
Vuelvo a tener las tripas rugientes
Hablando de mí
Hablando de mi vida
Pidiéndome que sea mía
Completamente eterna
Sin máscaras de carnaval
Sin ningún disfraz
Es más, desnuda.

Mi mirada se encuentra
Con las mismas cosas de antaño
Con los mismos sueños
Aunque todo haya cambiado
Pero en realidad nunca dejó de hacerlo
Pero tampoco pude pararlo
Ni quise impedirlo, sucedió igual.

Alegra volver en sí
Volver a vivir
Como con aire viejo y nuevo
Como renacer de nuevo
Como empezar de cero
Desde la mitad del camino
Así me siento
Sentada en la cama
En silencio, diciéndolo todo
Y a la vez no diciendo nada.

miércoles, 25 de febrero de 2015

El día del silencio

Cuando entré en aquella sala inmensa y vacía, me sentí abrumado por la ausencia de todo. Me senté en la sobria y única silla que había, situada en el centro de la habitación. Una señora muy seria y tan sobria como la habitación entró y se sentó en una silla que traía consigo. Iba de gris con un conjunto de pantalón y americana. Una lacia coleta le retiraba todo el pelo de la cara. Todo debía perturbar lo menos posible a mi mente. Debía ser capaz de concentrarme para que todo fuera bien. Llevaba un cuaderno de tapas negras y hojas blancas y un bolígrafo de lo más simple. Me recoloqué y me puse en una postura recta y en guardia para poder captar todo lo que saliera por aquella boca recta y poco deseosa aunque fuera carnosa y lisa. Ella sacó unas preguntas que supuse que eran para mí y empezó:

-Hola, mi nombre es (no lo recuerdo porque estaba distraído con el movimiento de sus labios.)- me ofreció la mano con seguridad mientras seguía diciendo Supongo que ya sabes que esto consiste en que yo te hago preguntas y tu debes ser sincero conmigo y debes responder a todo.-Sacó una grabadora de voz- Esta conversación solo será escuchada por mi, pero después de la sesión repasaré la conversación. Debemos sacar lo máximo que podamos. ¿Empezamos?
- Emm, si. Claro -dije yo como distraído, empezaba mal.- Dispare. Ejem, es decir, adelante.
- Vale. ¿ De que color tiene los ojos?
- Marrones
-¿Claros u oscuros?
- Intermedios.- Estaba tenso con las manos sudorosas y apretadas aunque a medida que pasaban los segundos parecía desvanecerse cualquier cosa que no fuera su voz.
-¿ Que ha hecho esta mañana antes de venir aquí?
- Levantarme, ducharme, tomar café con leche y galletas, arreglarme y venir en metro hasta aquí.  Podía pasarme horas dándole detalles, pero quizás perderíamos el tiempo.- Reacciono y asiento como satisfecho con mi respuesta. Me incómoda su impasibilidad aunque tiene una voz y un rostro que transmite confianza.
-¿Cuantas paradas ha habido en su trayecto?
- Emm, pues... Diez.
- ¿ Cual es su mayor miedo?
- La oscuridad y no vivir mi vida lo suficiente.
-¿Moriría usted por el alguien?
-Si-dije como con indignación por cuestionarlo
-¿Por quien o quienes?
- Por mi madre, por mi padre, por mi hermano y por mi chica. Luego un par de colegas que valen la pena y poco más.
-¿Tiene usted sed?
Acto seguido se me resecó la garganta de golpe y solté una tos ahogada. - Sí.
-¿Le gusta el té?
- Sí, el Earl Grey.
Y un segundo después una señora poco memorable trajo una taza humeante de té y me la dio con timidez y firmeza. El calor de la taza me reconforta, acerco mis manos completamente pegadas a la taza a mi boca para que la posición de la taza no me quemase pero más permitiese oler el contenido. Aparecí en casa viendo una película tonta en la tele con Rufus ronroneando en mi tripa y la manta cumbriéndome de pies a cabeza casi. Pego un sorbo y el sabor me recorre el cuerpo entero y ahora escucho un susurro. Ella me susurra que hoy le ha ido bien el día y que tenia ganas de verme. Luego me dice que me quiere y que ha tenido un día horrible entre sollozos. Y luego lloro yo y una lágrima me recorre el rostro. El sabor de mi lágrima me lleva al mar. A la costa de Galicia a un viaje familiar. Y justo después empiezo a llorar desconsoladamente. Dejo el té en la mesa, me disculpo y salgo de allí. Voy corriendo a besarla a la puerta de la sala de espera. Ella está totalmente descolocada pero no duda en devolverle el beso y me abraza con intensidad. Una voz nos avisa de que podemos irnos y que nos llamarán. Salimos de allí un rato después, porque era incapaz de soltarla. Me ahogaba entre mis lágrimas y el ataque de ansiedad me ahorcaba con violencia. Su olor me relajaba poco a poco, muy poco a poco. Sentía que ella me besaba el pecho ya que no llegaba más lejos.

No hubo preguntas, subimos al coche en silencio y ella conducía. Yo intentaba respirar bien, pero no podía. No presté mucha atención y no supe a donde nos dirigíamos hasta que no había parado el coche. Estábamos en casa. Subimos en silencio, me acompañó al sofá, llamó a Rufus y nos tapó a los tres acurrucados con la manta. No dijo nada. No hizo preguntas. Ella sabia lo que había pasado. Se limitó a abrazarme durante un largo rato. Yo me limité a llorar mientras aspiraba su olor y recibía el calor reflejado por la manta. Aquel fue uno de los días mas largos de mi vida. Aún se me revuelven las tripas y se me humedecen los ojos al pensar en ello.

domingo, 15 de febrero de 2015

A mi lado cada día

Te prometo
El universo
Si me bajas la luna
Como dijiste anoche

Te prometo
Una batalla vencida
Por cada día de lucha
Por cada madrugada mía

Te aseguro
Que cumpliré tus sueños
Si es cierto que no te irás
Sin llamar como los otros

Te susurro
Lo mucho
Mucho que me gusta
Que me gustes
Y yo te guste

Te
Ti
Tu
Pronto te escribo
Vamos por mal camino
Creo que te dejaré entrar
Si me prometes volar
A mi lado cada día.

A mi madre.

Mi madre es
Indudablemente
La mujer más increíble
Del universo

Se merece los versos
Más bellos
Que existan

Mi madre es
La guerrera más valiente
Que yo haya conocido
La que más batallas
Ha vivido
La que me da ejemplo
Como nadie más conocido
Para ser fuerte
Y llegar lejos

Fuerte y bella
Como ella
Espero ser algún día
Es mi modelo
Y mi guía
Ojalá algún día
Llegue a ser algo parecida
A lo que ella
Es, fue y será
Ella, mi mamá

domingo, 11 de enero de 2015

Me volví a perder

A veces me pregunto
Por qué ahora ácida
Y antes dulce
Cómo la infancia

El buen humor
La amabilidad
La sonrisa
La forma de hablar

La agresividad
El mal estar
El mal mirar
Y rabia soltar

Enferma
Sin inversa
Irreversible
Impredecible

Dolida
Molida
Dormida

Alegre
Ácida
Habida
Marida
No mujer

Empecemos a contar
Otra vez
Porque creo que
Me volví a perder.

Sótanos ajenos.

Estoy durmiendo
En el sótano de tu cabeza
Donde no me puedes ver
Donde no puedes echarme

Duermo allí
Y sola
Intento ponerle la zancadilla
A tus fantasmas mentales
Parece que funciona
La medicina, digo, droga
Qué te metí en la copa
Cuando la dejaste sola

Decidí seguir
Con mi vida
Desde allí dentro
Para engañaros a ti y a los vientos

Algunos días
No puedes dormir
Los que sí
Son por mi
Porque espanto a tus espantos
Y me quedo en vela
Para asustarlos

Después del conjuro
Y del cumplimiento del contrato
Te devolveré la llave
Para que lo llenes de trastos

Volvamos a casa
Volamos mañana
Nos vamos a la cama
Que mañana
Quizás ya no tenga cama
En el sótano de tu cabeza
Porque me hayas visto
Porque me hayas echado.

martes, 6 de enero de 2015

Dos Jack Daniels.

Camarero
Hoy tomaré
Un par de chupitos
Para el dolor
Un par de tragos de alcohol
Un par de horas de salón

Hoy tomaré
Tiempo y distancia
A los problemas
A la insistencia
A la inercia

Hoy tomaré
Pocas decisiones
Llegaré a conclusiones
Pero no habrá acciones

Hoy tomaré
Un par de pirados
Destrozados
Cómo yo
Y me los tomaré
Con alcohol

Hoy tomaré
Una de mi sin ti
De él sin mi
De ellas sin ellos
De ellos sin mi

Camarero:
Dígame
Yo:
Dame dos
Jack Daniels
Por favor.