sábado, 16 de agosto de 2014

Todos ellos son imbéciles.

El whiskey bajaba por mi garganta como una cascada interminable. Mis pulmones debían tener una niebla de estas que te impiden ver un par de pasos más allá. Estaba hecho mierda, pero me daba igual. Estaba acabado. Me habían despedido, había suspendido mis exámenes y todos mis amigos habían aprobado. Hasta Claudia se había ido, sin importarle que yo estuviera derrumbado y alcoholizado.

Todos ellos son imbéciles, como les odio. Eran todos unos egoístas. Ni siquiera mi novia se había molestado en llamarme desde el día del desastre. Había sido uno de mis insomnicos lunes y no podía aguantar ni cinco minutos sin bostezar. Tanto estudiar me había embotado la cabeza y había llegado al punto que no saber que hacía, cuando y como. Me dormí en el coche y no asistí al trabajo, al día siguiente estaba fuera. Estaba tan destrozado física y mentalmente que me tiré dos días enteros sin salir de casa.

Ni me presenté a los exámenes ni llamé a nadie para pedir las fechas, nada. Estaba demasiado derrotado para coger el teléfono. Claudia no se dignó a aparecer por casa. Me dio la sensación de que en el fondo lo veía venir y es más, que esperaba a que llegaste aquel día para verme caer. Estúpida novia. En realidad yo no la quería, ni ella a mi. Nos habíamos cansado tanto el uno del otro que hasta nos odiabamos,  pero al menos era buena en la cama. En realidad creo que eso era lo único que nos unía.

Era el principio del resto se mi vida. Parecía un poeta de estos románticos alcoholizado por su amarga existencia, pero a mi nunca se me dio bien escribir. Salí a pasear y vi como el mundo parecía feliz sin mi. Decidí hacer algo, estaba harto de todo, y de todos. Lo vi claro y me tiré a las vías del metro. Nadie saltaría a por mi y en el momento en el que pensé que todo iba a acabar se apagó todo. Ahora estoy en una camilla de hospital y aquí estas, agarrándome la mano con fuerza siendo lo único que creo que me va a hacer permanecer vivo el resto de mi vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario