domingo, 22 de junio de 2014

Quiero.

Quiero un beso triste que acabe siendo carcajada,
Quiero una sonrisa no provocada, natural,
Como el yogur al que le echas azúcar,
Como el yogur que te gusta con marca absurda.

Quiero un pestañeo que no acabe en lágrima
Y llanto que no acabe en cante de saeta,
Que si muero que me recuerden:
Risueña, pequeña y coqueta,
De niña regordeta y de mayor escopeta.

Quiero, ¿no os suena egoísta, narcisista?
Un humanista tira para sí mismo,
Un dentista para el vecino,
Pero un comunista para todos.

Quiero, quieres, queremos,
Veremos, sabremos, ¿seremos
Algún día lo que deseemos?

Quiero que mi verso sea un beso,
Que ese beso sea terso, suave, beso,
Que sea buen beso, espeso y profundo.

Quiero narcisista y egoísta,
Que triunfe el anarquista,
Utopista y violinista
Y que me toque una saeta,
Producto del cante que surja del llanto,
Que se cree a partir del parpadeo que acabe en lágrima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario