domingo, 16 de marzo de 2014

Las hadas existen.

Las hadas existen. Lo afirmo para que nadie dude de mi creencia en ellas. Yo las he visto. Las hadas existen y son princesas guerreras. Se ponen sus cascos y yelmos y echan a los demonios a espadazos. Se quitan la armadura y se vuelven a vestir de princesas secretas. Tan bonitas ellas que parece que no sean reales pero lo son porque las tienes delante. Se posan en mi ventana y me observan al despertarme por el sol por las mañanas. Se posan en las plantas y toman el sol y celebran que la lluvia se ha ido y que ya pueden estar tranquilas conmigo. Las hadas existen. Yo las he visto. Me cantan nanas por las noches para que duerma tranquila, sin dolores ni reproches, con sus voces angelicales me cantan canciones de los bosques. Se esconden en los bosques en invierno, entre los huecos de los árboles, en las casas de los animales para no morir de frío, ni empapadas, ni heladas. Pobres mis hadas. Me han echado de menos. Las he echado de menos, su ausencia me hizo escuchar a los demonios, siempre intentando tirarte de la cama, echarte de casa y dejándote congelandote en la calle. El invierno los hace fuertes y mis hadas al acabar el otoño se esconden para no quedar inertes. Impotentes se resignan a dejarles ganar. No arriesgan su vida en vano. Se bañaran conmigo en los lagos en verano y chapotearemos como antaño. Las hadas existen y me quieren y me cuidan. Me llenan de sonrisas los días y me hacen reír con sus tonterías. No me dejan sentirme sola, me acompañan a todas horas. Las ves bonitas y frágiles, pero son más fuertes que yo, me secan las lágrimas con cariño y luchan por mi. Las hadas existen y no puedo agradecerles más que lo hagan.

jueves, 13 de marzo de 2014

Noches en vela

Noches en vela,
En telas,
Enredadas, blancas, moradas,

Noches sin cena,
Noches de luna llena,
Donde Morfeo nos busca,
Donde no nos encuentra,
Huimos de él como liebres,
Como las almas libres de los viernes,

Vienes susurrando,
Yo voy callando,
Noches nuestras,
Noches secretas,
Noches de poetas sin ventas,

Vienes jugando,
Yo voy besando,
Noches de abrazos, mimos y arrumacos,
Noches entre tus brazos,
Entre sueños, a ratos,
Entre suspiros,

Noches a tu lado,
Con tu presencia la cama has llenado
Con tu olor embadurnado,
Con tu sueño calmado,
Con silencio callado,

Noches en vela,
En telas,
Enredadas, violetas, inquietas.