sábado, 30 de noviembre de 2013

Autor invitado: ¿Quién lo haría?... Simplemente dolor y miedo.

Ya no sé que pensar,
cada mañana me despierto con una rayada diferente,
 ya ni el sueño me relaja...
Odio estar así,
 todos los días viviendo con miedo,
sin poder dejar de pensar en ti,
en lo mucho que te quiero, en lo mucho que te añoro,
en como poco a poco has ido ocupando lo más importante de mi,
tanto que moriría por ti.
Ya no necesito nada,
ni dinero, ni cosas,
nada de nada,
sólo te necesito a tí,
tus besos, tus caricias, tus ánimos, tus abrazos.
Pero últimamente,
durante estos meses ha habido menos de todo, excepto de rayadas,
me hunden en la mierda estas cosas, irme a dormir sin una sonrisa porque no estarás ahí cuando me despierte,
mi único consuelo es pensar que en el finde podré estar contigo, pero nunca es como se imagina uno,
como mucho tres o cinco picos, un beso de despedida y el resto del finde recluido en casa, porque no hay ganas de salir...
No sé por qué pero siempre pienso que hago todo mal, que no te merezco, que te agobio, que te aburro, que nunca estoy ahí cuando debería estarlo, que no te doy lo que necesitas, que no eres para mi.
Supongo que todo serán paranoias mias y que nunca lo aceptarás como verdad, pero... ¿Quién lo haría?

               Firmado: Un antiguo socio del club de los confesores atormentados.

Winter is coming

Se acerca el invierno, con la escarcha del césped;
Viene con sus días claros y fríos que engañan a la vista;
Se acercan las narices rojas y los resfriados,
Las bufandas, los guantes y los cristales congelados,
Se aproximan los "tengo frío" como un "abrazame" escondido,
También los "tienes las manos heladas" y el vapor de agua como humo de tabaco que sale de nuestras gargantas.
Se acerca la navidad, con sus luces de colores,
Se aproxima papá noel con su trineo,
También las campanas en las puertas y su tintineo,
Los árboles llenos de guirnaldas y las calles llenas de magia,
Los regalos bajo pinos coloridos y los empachos de comidas de navidad con los tíos y los primos.
La chimenea se hace deseable y acogedora,
Las mantas nos tapan ahora,
Se cambia la hora y se cambia el año,
También se cambia el calendario.
Celebramos comiendo uvas, bebiendo champán y mirando estrellas,
Churros por la mañana con un deseable chocolate,
Noche inolvidable y casi interminable,
Noche de fiesta y de desmadre,
Hay que empezar el año con buen pie.
Vacaciones, finales de evaluaciones y recuperaciones,
Reyes, cabalgatas y muchas canciones,
Ambiente, gente y nieve,
Skis y tablas fuera que la nieve espera.

Observadora tímida.

Lucía en su boca una sonrisa hermosa, sus labios curvados eran capaces de hipnotizar al mismo diablo. Su profunda mirada brillaba como el sol en un ardiente día de verano. Sus mejillas y su nariz sonrojadas por el frío hacían una bonita combinación con su tez clara. Bajo su boca una barba casi pelirroja tapaba su perfectamente perfilada barbilla y su pequeño bigote decoraba esa bella boca burlona. Sus cabellos castaño claro le caían sobre los ojos sin llegar a eclipsar esa mirada azul claro capaz de enamorar a Calipso con mayor belleza que aquel profundo y oscuro azul del mar. Era difícil no pararse a contemplar su belleza, parecía una escultura helenística esculpida con gran detalle y policromada de tal forma que parecía más un sueño que otra cosa. Encontrarse con un hijo de Venus es difícil, pero son tan fáciles de reconocer que al verlos es imposible dudar que lo sean. Su cuerpo musculoso y estilizado siempre iba decorado con ropas con clase lo que, aunque pueda parecer imposible, le hacía deslumbrar aún más. Casi segura de ser capaz de dirigirle la palabra me acerqué a él pero como siempre la vergüenza y la inseguridad ganan y me convenzo a mi misma que no debería interrumpirle en su interesante conversación y discretamente me alejo disfrutando de su olor y dejo que siga sin saber todo lo que tengo que decirle...

martes, 19 de noviembre de 2013

Cada día menos y más caro.

Hay gentes que no duermen por las noches, llenos de reproches hacia los políticos, sin casi poder darles comer a sus hijos, en casas que no pueden pagar "¿como les voy a pagar si yo no cobro na' ?"
Niños sin libros, otra razón más para ser tratados distintos. Por las calles cada vez más mendigos y menos donantes, ahora es más importante el llegar a fin de mes que la pasión de los amantes.
Cada dos por tres uno menos sin trabajo, casa, dinero. Cada tres por dos un político miente, roba y nadie le encarcela.
"-Estamos saliendo de la crisis + Perdóna, se te ha caído una mentira de la boca"
La igualdad cada día más distante y la población cada día más cerca de rebelarse.
La educación cada día más cara, más dura y más discriminante.
¿Donde estan los derechos por los que hemos luchado tantos años? Tirados a la basura por unos gobernantes incompetentes y cada día menos fiables, vergüenza le tendría que dar a aquel que en su momento les votase.

lunes, 4 de noviembre de 2013

Taciturna

Taciturna, ausente, perdida.
Callada y silenciosa por fuera y tan ruidosa en sus adentros.
Pensativa, reflexiona sobre la vida, sobre personas, sobre cosas.
Tan cercana y tan lejana a la vez que asusta.
Pasan las horas y su mirada es capaz de no haber sido encontrada por nadie.
Siempre tan ensimismada, siempre tan pérdida.
Es capaz de pasar horas hablando sin cansarse, pero también es capaz de callarse y pensar sin volver a la realidad.
En la mañana, en la tarde, en la noche la he buscado y no me deja encontrarla.
Seria, triste y deprimida.
Su expresión no varía y su rostro carece de vida y de alegría.
"Niña linda, no duermas despierta tanto tiempo, pues los pájaros de tu cabeza pueden atormentarte más que la realidad.
Baja de las nubes y vuelve a la tierra."
La realidad le atormenta y sus pensamientos no son capaces de salvarla.
Encuentra su mirada, salva a la niña callada, relaja su rostro y encuentra su mirada. Si lo consigues, haz que sonría y si no las cosquillas siempre funcionan...

sábado, 2 de noviembre de 2013

Silencio

Silencio, mirame a los ojos
Silencio, no digas nada;
Tu sonrisa te delata, no hacen falta palabras;
Sin ruido, sin nada, sólo nosotros.

Sonríe una vez más,
No te soltare para evitar que te vayas;
Bésame despacio,
Quiero sentir tus labios;
Abrazame,
Quiero sentir tu calor.

Cerca, lejos o en mi mente,
Siempre que estés, estaré sonriente.