lunes, 7 de octubre de 2013

Algún día te agradeceré que lo hayas hecho.

Las cosas eran fáciles y las hiciste dificiles, mi mirada alegre tu convertiste en triste, en el fondo nunca me quisiste y tu miedo me demuestra poco que lo intentaste. No soltaste ni un te quiero y me canse de darte todo lo que tengo, te fuiste por tu propio pie y algún día te agradeceré que lo hayas hecho. Poco a poco se va estinguiendo el dolor en mi pecho, poco a poco se me va callendo menos el techo. Cada día te pienso menos y que menos que darte espacio para ti y para mi. Vuelvo a sonreír y sólo quiero vivir tranquila, sin movidas ni mentiras. Sin lágrimas ni páginas manchadas. La morfina me relaja y ya volveremos a vernos algún día, quizás mañana, quizás nunca, quizás me pegue un tiro en la nuca... La vida es puta, primero te folla y te da placer y luego te pega la clavada...

No hay comentarios:

Publicar un comentario