domingo, 13 de octubre de 2013

A mis amigos. Gracias por estar ahí.

Caerse, levantarse, rutina. Que no te dejen caerte y simplemente cuando no miran tropezarse. Que tus amigos no te dejen ahogarte, que te ayuden a curarte. Tocada y hundida y luchando por subir para arriba. Mis amigos son mi guía, mi mesías. Gracias por ayudarme a levantarme, por escucharme, por aguantarme, por leerme y por no juzgarme. Gracias por quererme. Teneros a mi lado es el mejor regalo, poder lucir sonrisas gracias a mis pequeños limpiaparabrisas que me hacen sobrevivir cada día con sus caricias. ¿Quien quiere parejas si tiene amistades como estas? Sois mi abrigo en pleno invierno, mi aire acondicionado en verano, mi helado y mis pelis de amor cuando mi corazón tengo destrozado. Cantando, bailando, riendo, llorando, siempre a mi lado en lo bueno y en lo malo. Siempre... Se os querrá para siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario