domingo, 29 de septiembre de 2013

Mi Lope de Vega me dice que le copio.

Pensar y pensar sin descansar;
dejar a la imaginación volar como los pájaros cuando emigran al sur;
morir a cada instante al mirarte a los ojos, lejos de los enojos y de los labios rojos.

Perderse en tu mirada, en tu sonrisa, en tus pocas palabras;
Llorar de alegría si te veo, de tristeza si me faltas;
Mirada idiota, maldita boca la mía que me pide más, que no me deja parar, que no sacia su hambre.

Calambres y nervios a flor de piel al no estar con el;
Relajación y satisfacción al verle, al calmar mi sed de él;
como la de un yonki al agujerear su piel.

¿Quererte? No se si te quiero, sólo se que cada vez que te vas espero que a vuelvas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario