martes, 3 de diciembre de 2013

Mi vida está escrita en páginas, la tuya en láminas.

Hay que amar hasta matarse,
Hay que quererse hasta aguantarse,
hay que besarse hasta desgastarse y lo primero es vivir y seguir adelante.

Yo siempre fui diferente,
siempre fui distinta a las demás niñas,
Siempre creando mis líneas,
O soñando con mi País de las Maravillas.

Y yo quiero aprender a volar porque soñar ya sé,
Siempre llegué tarde a clase y nunca hice nada para que me castigasen,
Viviendo entre las nubes, esperando que mis tiempos acaben,
No les dejaré que me atrapen, pues soy más rápida,

Mi vida esta escrita en páginas,
La tuya en láminas,
Tan menuda como yo,
Tan a menudo como nos vemos,
Tanto como nos queremos,
Tan fácil como perdernos.

Nunca vi bien de lejos y nunca me gustó mi reflejo,
Está roto mi espejo y se que mi mala suerte me acabará echando de este cielo,
Como "Dios" a Lucifer,
Como el hambre mató la sed,
Y como mis poemas difíciles de entender.

Soñar, volar, amar, querer,
Pensar, besar, mirar, estremecer,
Sonreír, llorar, escuchar, leer,
Cosas sin sentido que junto,
Mi misión romántica es recitar este conjuro.

sábado, 30 de noviembre de 2013

Autor invitado: ¿Quién lo haría?... Simplemente dolor y miedo.

Ya no sé que pensar,
cada mañana me despierto con una rayada diferente,
 ya ni el sueño me relaja...
Odio estar así,
 todos los días viviendo con miedo,
sin poder dejar de pensar en ti,
en lo mucho que te quiero, en lo mucho que te añoro,
en como poco a poco has ido ocupando lo más importante de mi,
tanto que moriría por ti.
Ya no necesito nada,
ni dinero, ni cosas,
nada de nada,
sólo te necesito a tí,
tus besos, tus caricias, tus ánimos, tus abrazos.
Pero últimamente,
durante estos meses ha habido menos de todo, excepto de rayadas,
me hunden en la mierda estas cosas, irme a dormir sin una sonrisa porque no estarás ahí cuando me despierte,
mi único consuelo es pensar que en el finde podré estar contigo, pero nunca es como se imagina uno,
como mucho tres o cinco picos, un beso de despedida y el resto del finde recluido en casa, porque no hay ganas de salir...
No sé por qué pero siempre pienso que hago todo mal, que no te merezco, que te agobio, que te aburro, que nunca estoy ahí cuando debería estarlo, que no te doy lo que necesitas, que no eres para mi.
Supongo que todo serán paranoias mias y que nunca lo aceptarás como verdad, pero... ¿Quién lo haría?

               Firmado: Un antiguo socio del club de los confesores atormentados.

Winter is coming

Se acerca el invierno, con la escarcha del césped;
Viene con sus días claros y fríos que engañan a la vista;
Se acercan las narices rojas y los resfriados,
Las bufandas, los guantes y los cristales congelados,
Se aproximan los "tengo frío" como un "abrazame" escondido,
También los "tienes las manos heladas" y el vapor de agua como humo de tabaco que sale de nuestras gargantas.
Se acerca la navidad, con sus luces de colores,
Se aproxima papá noel con su trineo,
También las campanas en las puertas y su tintineo,
Los árboles llenos de guirnaldas y las calles llenas de magia,
Los regalos bajo pinos coloridos y los empachos de comidas de navidad con los tíos y los primos.
La chimenea se hace deseable y acogedora,
Las mantas nos tapan ahora,
Se cambia la hora y se cambia el año,
También se cambia el calendario.
Celebramos comiendo uvas, bebiendo champán y mirando estrellas,
Churros por la mañana con un deseable chocolate,
Noche inolvidable y casi interminable,
Noche de fiesta y de desmadre,
Hay que empezar el año con buen pie.
Vacaciones, finales de evaluaciones y recuperaciones,
Reyes, cabalgatas y muchas canciones,
Ambiente, gente y nieve,
Skis y tablas fuera que la nieve espera.

Observadora tímida.

Lucía en su boca una sonrisa hermosa, sus labios curvados eran capaces de hipnotizar al mismo diablo. Su profunda mirada brillaba como el sol en un ardiente día de verano. Sus mejillas y su nariz sonrojadas por el frío hacían una bonita combinación con su tez clara. Bajo su boca una barba casi pelirroja tapaba su perfectamente perfilada barbilla y su pequeño bigote decoraba esa bella boca burlona. Sus cabellos castaño claro le caían sobre los ojos sin llegar a eclipsar esa mirada azul claro capaz de enamorar a Calipso con mayor belleza que aquel profundo y oscuro azul del mar. Era difícil no pararse a contemplar su belleza, parecía una escultura helenística esculpida con gran detalle y policromada de tal forma que parecía más un sueño que otra cosa. Encontrarse con un hijo de Venus es difícil, pero son tan fáciles de reconocer que al verlos es imposible dudar que lo sean. Su cuerpo musculoso y estilizado siempre iba decorado con ropas con clase lo que, aunque pueda parecer imposible, le hacía deslumbrar aún más. Casi segura de ser capaz de dirigirle la palabra me acerqué a él pero como siempre la vergüenza y la inseguridad ganan y me convenzo a mi misma que no debería interrumpirle en su interesante conversación y discretamente me alejo disfrutando de su olor y dejo que siga sin saber todo lo que tengo que decirle...

martes, 19 de noviembre de 2013

Cada día menos y más caro.

Hay gentes que no duermen por las noches, llenos de reproches hacia los políticos, sin casi poder darles comer a sus hijos, en casas que no pueden pagar "¿como les voy a pagar si yo no cobro na' ?"
Niños sin libros, otra razón más para ser tratados distintos. Por las calles cada vez más mendigos y menos donantes, ahora es más importante el llegar a fin de mes que la pasión de los amantes.
Cada dos por tres uno menos sin trabajo, casa, dinero. Cada tres por dos un político miente, roba y nadie le encarcela.
"-Estamos saliendo de la crisis + Perdóna, se te ha caído una mentira de la boca"
La igualdad cada día más distante y la población cada día más cerca de rebelarse.
La educación cada día más cara, más dura y más discriminante.
¿Donde estan los derechos por los que hemos luchado tantos años? Tirados a la basura por unos gobernantes incompetentes y cada día menos fiables, vergüenza le tendría que dar a aquel que en su momento les votase.

lunes, 4 de noviembre de 2013

Taciturna

Taciturna, ausente, perdida.
Callada y silenciosa por fuera y tan ruidosa en sus adentros.
Pensativa, reflexiona sobre la vida, sobre personas, sobre cosas.
Tan cercana y tan lejana a la vez que asusta.
Pasan las horas y su mirada es capaz de no haber sido encontrada por nadie.
Siempre tan ensimismada, siempre tan pérdida.
Es capaz de pasar horas hablando sin cansarse, pero también es capaz de callarse y pensar sin volver a la realidad.
En la mañana, en la tarde, en la noche la he buscado y no me deja encontrarla.
Seria, triste y deprimida.
Su expresión no varía y su rostro carece de vida y de alegría.
"Niña linda, no duermas despierta tanto tiempo, pues los pájaros de tu cabeza pueden atormentarte más que la realidad.
Baja de las nubes y vuelve a la tierra."
La realidad le atormenta y sus pensamientos no son capaces de salvarla.
Encuentra su mirada, salva a la niña callada, relaja su rostro y encuentra su mirada. Si lo consigues, haz que sonría y si no las cosquillas siempre funcionan...

sábado, 2 de noviembre de 2013

Silencio

Silencio, mirame a los ojos
Silencio, no digas nada;
Tu sonrisa te delata, no hacen falta palabras;
Sin ruido, sin nada, sólo nosotros.

Sonríe una vez más,
No te soltare para evitar que te vayas;
Bésame despacio,
Quiero sentir tus labios;
Abrazame,
Quiero sentir tu calor.

Cerca, lejos o en mi mente,
Siempre que estés, estaré sonriente.

miércoles, 30 de octubre de 2013

Te espero...

Te busco y no te encuentro,
Te espero, pero no te conozco,
Te siento lejos pero a cada instante algo más cerca,
Desconozco el día de tu llegada aunque espero a que llegue con ganas.

Besarte algún día y hacerte mío,
Sentirte cerca mía y no dejarte ir,
No sé si podré vivir sin ti,
Mejor morir que no encontrarte nunca,
Te pienso cada día y te deseo cada segundo.

Siempre tuya y siempre mío,
Algún día amantes, de momento desconocidos,
Llega pronto o al menos llega,
Tu compañera te espera y desespera desde tiempos inmemoriales,
y hasta el fin de mis males...

domingo, 13 de octubre de 2013

A mis amigos. Gracias por estar ahí.

Caerse, levantarse, rutina. Que no te dejen caerte y simplemente cuando no miran tropezarse. Que tus amigos no te dejen ahogarte, que te ayuden a curarte. Tocada y hundida y luchando por subir para arriba. Mis amigos son mi guía, mi mesías. Gracias por ayudarme a levantarme, por escucharme, por aguantarme, por leerme y por no juzgarme. Gracias por quererme. Teneros a mi lado es el mejor regalo, poder lucir sonrisas gracias a mis pequeños limpiaparabrisas que me hacen sobrevivir cada día con sus caricias. ¿Quien quiere parejas si tiene amistades como estas? Sois mi abrigo en pleno invierno, mi aire acondicionado en verano, mi helado y mis pelis de amor cuando mi corazón tengo destrozado. Cantando, bailando, riendo, llorando, siempre a mi lado en lo bueno y en lo malo. Siempre... Se os querrá para siempre.

miércoles, 9 de octubre de 2013

Ni fama ni fortuna, sólo escucha.

No busco ni fama ni fortuna. No pido ni el sol ni la luna. Sólo pido algo de escucha, alguien que comprenda y que lea con antencion mi escritura. Esto es cultura literaria, no palabrería absurda. Esto son sentimientos en bruto, ni mentiras ni escudos. Todos tenemos un lado oscuro. Os lo juro, si no escribo no vivo. Si no escribo mi vida no tiene sentido. Y como para Velázquez sus cuadros, como para Shakespeare sus obras, como para Neruda sus poesías, la escritura es mi vida, mi alegría y mi tristeza, mi locura y mi cordura, mi túnel directo hacia el pozo de mi alma. Llámame soñadora, perdedora, escritora, lo que quieras menos mentirosa, a penas me conoces asique no me insultes, ni me odies porque no te merece la pena.

martes, 8 de octubre de 2013

Realidad mundial.

Llorarle cada día al mundo por ser tan injusto, por ser tan duro con algunos, por ser tan generoso con otros. Beber de los brebajes de la sociedad que te indiquen tu ser y estar. Basta ya!
Comiendome las promesas de unos políticos que no me representan, ni lo intentan, dejan solo a Barcenas y huyen con sus tesoros de Micenas a escondidas, no les trago y les escupo y así nunca engordo. Ciegos, sordos y mancos. Quietos y callados. Sólo nos quejamos y no actuamos. Somos muchos más que ellos pero somos unos vagos. ¿Vamos a dejar que nos controlen?,¿ que nos mientan? A la mierda. Yo no me callo. Fallo tras fallo el telón se cae, la actuación se acaba, las mentiras se destapan y los malos escapan. ¡Que no se nos escapen! ¡Que paguen!
¿No lo veis? Los niños que trabajan por dos duros extrayendo neis. Con seis años ya tienen trabajo y sus manos no tienen juguetes, tienen palas y picos para que los pijos tengan lo que quieren. Joder. Poder. Ni igualdad, ni seguridad. Ni verdad, ni libertad. Escuchadme,¡ hay que actuar ya!

lunes, 7 de octubre de 2013

Algún día te agradeceré que lo hayas hecho.

Las cosas eran fáciles y las hiciste dificiles, mi mirada alegre tu convertiste en triste, en el fondo nunca me quisiste y tu miedo me demuestra poco que lo intentaste. No soltaste ni un te quiero y me canse de darte todo lo que tengo, te fuiste por tu propio pie y algún día te agradeceré que lo hayas hecho. Poco a poco se va estinguiendo el dolor en mi pecho, poco a poco se me va callendo menos el techo. Cada día te pienso menos y que menos que darte espacio para ti y para mi. Vuelvo a sonreír y sólo quiero vivir tranquila, sin movidas ni mentiras. Sin lágrimas ni páginas manchadas. La morfina me relaja y ya volveremos a vernos algún día, quizás mañana, quizás nunca, quizás me pegue un tiro en la nuca... La vida es puta, primero te folla y te da placer y luego te pega la clavada...

domingo, 6 de octubre de 2013

Ruedo por la cama

Ruedo por la cama,
envuelta en lágrimas, en páginas, en miradas y en palabras,
en sonrisas, en promesas, en ilusiones y en errores,
en mentiras a millones, en mis ratos en prisiones, casa, colegio y licores,
pienso y me reviento os sesos pensando en excesos que me ayuden a olvidar,
odio recordar si me hace llorar, si me hace extrañar, si me da ganas de olvidar,
me gusta bailar con mis amigos sin motivo, me gusta cantar motivada sin vergüenza
en mi morada, en mi cueva, en mi escondrijo,
que llueva y que la lluvia me lave la cabeza, que se lleve mi tristeza y me traiga una sonrisa nueva,
de pequeña yo quería ser princesa, nunca reina, siempre atenta del que dirán,siempre lo pasé mal
y con ganas de volar me creía un pájaro, estar arriba y caer en picado, no poder librarte de un resfriado
y pensar que soy Ícaro y que al sol me he acercado demasiado,
me siento tántalo con sus manzanas, me siento engañada, torturada, abandonada y apenada
mis amigos me acompañan, me apoyan y mi sonrisa vale mas que una olla llena de oro, dicen
cantan a coro "¿cómo estás?" a todas horas, sin de mora yo contesto " no tengo ni idea" mientras ellos responden "no me llores nena"y su mirada me envenena y yo no entiendo nada
perdida en medio de la nada, con mil dudas y preguntas me siento una pipa rota y mordisqueada y en el suelo tirada...

lunes, 30 de septiembre de 2013

Dudas sin resolver, respuestas desconocidas.

Tengo miedo. Tengo dudas. Tengo preguntas que no sé si quiero que sean respondidas. Quiero ir, pero se que iré desconfiada. Quiero huir, pero sé que así no cambiaré nada. Incertidumbre.
No se que pasará, ni se si quiero saberlo, pero a pesar de todo las ganas de acabar con esto me dominan. Mi cabeza no para de dar vueltas y saca conclusiones contradictorias. Contradicciones que no me llevan a ningún sitio.
Sólo hay una forma de resolver mis dudas. Espero impaciente a que vengas. Llegas y no puedo más. No puedo esperar.
-Entonces...

domingo, 29 de septiembre de 2013

Corriendo por las calles.

Acelero el ritmo poco a poco. Estoy solo y creo que me persiguen. Dos encapuchados siguen mis pasos. ¿Quienes son? Lo desconozco. Callejeo y me pierdo entre las calles para despistarles. Me giro frecuentemente y me decepciona verles detrás de mi.
Llego a la calle principal y empiezo a correr y ellos corren también. No sé que hacer. Miro a todos lados y busco una salida. La gente me mira con desconfianza y cada vez me siento más confuso. Esquivo a la gente mientras sigo huyendo.
¿Qué habré hecho para que me pase esto? No lo sé. Sólo se que el miedo me dice que corra. La respiración me falla y mis piernas se paran. Me alcanzan y ya es tarde. Al menos ahora sabré el porque de esta persecución y se irá la duda que me invade.

Adolescencia pérdida.

Bailando, cantando y bebiendo. Así pasó la noche. Desfase, descontrol y mucho tabaco y alcohol. Con sus amigos, con sus amigas. Entre el bullicio y el ruido se mezclaba su voz cantando la misma canción que sonaba desde aquel enorme altavoz.
No se cansaba nada, la fiesta no paraba. Consumía y consumía todo lo que veía.
Algo desorientada fue en busca de un poco más de marcha. Cogió a una amiga de la mano y se perdieron en la multitud. Muchos chicos la miraban deseosos mientras paseaba en busca de algo que le gustase.
Mientras movía sus caderas un chico se acercó. Bailó con ella al son de la música mientras su amiga estaba ocupada con un amigo de él. Coqueteo y sonrisas. Miradas cómplices y muchas risas. Poco a poco se besaron y lo que parecía un beso se convirtió en un juego. Jugando y jugando, sin protección la cagaron.
Ella empezó a vomitar mientras él se iba a bailar con otra chica más. Mareada y medio dormida la encontró su amiga, tirada en el suelo de los baños, sola y bastante poco presentable. Nadie se había acercado a ayudarla.
Nueve meses después nació una criatura, sin padre, sin prisa y con una preciosa sonrisa. Otra madre adolescente más que su juventud tiró por un chico guapo en un bar.

Mi Lope de Vega me dice que le copio.

Pensar y pensar sin descansar;
dejar a la imaginación volar como los pájaros cuando emigran al sur;
morir a cada instante al mirarte a los ojos, lejos de los enojos y de los labios rojos.

Perderse en tu mirada, en tu sonrisa, en tus pocas palabras;
Llorar de alegría si te veo, de tristeza si me faltas;
Mirada idiota, maldita boca la mía que me pide más, que no me deja parar, que no sacia su hambre.

Calambres y nervios a flor de piel al no estar con el;
Relajación y satisfacción al verle, al calmar mi sed de él;
como la de un yonki al agujerear su piel.

¿Quererte? No se si te quiero, sólo se que cada vez que te vas espero que a vuelvas.

miércoles, 5 de junio de 2013

Incertidumbre veraniega.

Estancarse, perderse;
no encontrar ni el norte, ni el sur;
ni buscarse, ni querer encontrarse;
volarse los sesos y con un beso curarse;
ni levantarse, ni caerse, mantenerse;
son los labios vacíos de amor los que mienten,
no el amante;
seran los besos del traidor los que amarguen;
serán los brazos que dejen de dar calor;
y serán las miradas,
las que no sepan pedir perdon, las que sufran.

Séran las promesas las que se rompan;
los corazones no se rompen;
los corazones se quedan en coma durante un tiempo;
hasta que un beso les llega al alma y les reanima;
será la llama apunto de apagarse la que se aviva;
pero cambiando el portador de la vela.

Noches en vela he pasado muchas por quererte;
por tus idas y tus venidas;
por tus palabras dormidas;
por tus sonrisas fingidas;
por tus mentiras y por no tener tus caricias.

Si usted no me ama, pronuncie, por favor,
un adiós y no un hasta mañana.

jueves, 16 de mayo de 2013

Aún me cuesta recordarlo...

Abro mis ojos y la luz me obliga a cerrarlos al instante con su intensidad. Noto un dolor punzante en la cabeza. Intento recordar que pasó ayer, que pasó anoche. Mis pensamientos están desordenados, creo que empiezo a recordarlo...
Sé que llegué a casa. Llegue tarde, bastante tarde. Sé que llegué solo y que no había nadie en casa. No hay nadie en casa ahora. Mi dolor de cabeza empeora y todo se me hace más difícil. Me tomo algo y continuo pensando. Piensa, piensa, me repito.¿Qué pasó anoche? me pregunto. Me miro reflejado en el espejo rajado del baño, estoy sangrando. Tengo una herida en la sien, cojo agua y me lavo la sangre. Mierda. ¿Que habrá pasado? Piensa, piensa...
Ayer sali de casa tarde, como siempre. Llegué allí, al lugar de siempre, a nuestro banco. Me encontraba solo, no había nadie. Me extraño bastante, Llamé a alguien. "Estamos en el bar" decía la voz que hablaba al otro lado del teléfono. Fui caminando, mientras que el rap que iba escuchando me evadía de mis pensamientos. Llegue al bar y estaban tomando algo de alcohol, para variar. Me tomé algo fuerte para empezar en el sitio de siempre con la misma gente, aunque esta vez había algo diferente. Había algo fuera de lo normal. Se llamaba Marc. No sé de donde salió, ni como consiguío caerme tan bien. Daba la sensacion de que podías confiar en el. Parecía buen chaval, o eso pensamos todos los de aquel bar.
Salimos todos a fumar. Mientras se consumian nuestros cigarros nos contó el plan. El plan que haría todo cambiar. Ahí estaba yo, ahí estabamos todos, a punto de hacer algo que no habíamos imaginado jamás.Me aterraba pensar que algo saliera mal. Todos íbamos en fila a aquel lugar.
Una vez allí entramos sin pensarlo. Nadie se paró a pensar lo que podía pasar. Me sudaban las manos y los nervios que empezaban a fallar. Me costaba respirar. Pensé en ella y me empecé a relajar. Me volví a centrar en el plan y al oír la señal empzamos a correr. Todo pasó muy rápido. Me cuesta recordarlo y el dolor de cabeza vuelve...
Comienzan los mareos y me topiezo al caminar.¿Qué me pasa? pregunto en voz alta. ¿Qué me va a pasar?. La sangre empieza a gotear en el suelo. Siento que se me nubla la vista y me derrumbo. Lo unico que se es que estoy tirado en el suelo, solo...

jueves, 11 de abril de 2013

Loca, loca, loca. Estoy loca.

Loca, loca, loca. Estoy loca. He perdido la cordura. Me he perdido en mi propia locura.. Mis nervios pierden el control y no paro quieta.. Doy vueltas por la habitación. Una y otra vez, no paro. Cojo algo y lo tiro al suelo. Grito. Lloro. Grito "¡Estoy loca, loca, loca!". Salgo corriendo. Esta lloviendo, pero yo sigo corriendo. Me pierdo. Me voy lejos. Quiero desaparecer. Las lágrimas caen de mis ojos pero no se nota. Intento gritar pero un nudo en la garganta me lo impide. Impotencia. Dolor. No se a donde ir. Quiero ir lejos. No quiero que me encuentren. Si me encuentran perderé el control y no tendra remedio. Me cuesta respirar. Paro en seco y me siento en el suelo.Me supera el miedo que me tengo a mí misma. Estoy lejos, lejos de todo, de todos, allí me encuentro.Grito con agresividad. Impotencia. Agito los brazos y lloro mientras grito bajo la lluvia. Le grito al aire para no herir a nadie. El descontrol me invade.No puedo hacer nada. No puedo hacer nada. No puedo arreglar nada. Ya da igual todo. Ya no importa nada.

Lucha contra demonios internos.

Hace frío y esta oscuro. Oigo voces, pero no las entiendo. Repiten una y otra vez lo mismo. Susurros, oigo susurros, esas voces rasgadas que me hacen temblar. ¿Dónde están las palabras de consuelo? Tiradas por los suelos, como mis recuerdos, como todo lo que prometimos. Todo ha quedado en el olvido. Mis sentimientos fueron pisoteados y ahora mis pensamientos han cambiado. El miedo me ha dominado demasiadas veces. El dolor me ha derrotado muchas veces, pero mas veces he vencido yo. El tiempo todo lo mejora una vez que no puede empeorar más. Intentaré luchar contra la oscuridad para evitar que me vuelva a pasar.

lunes, 25 de marzo de 2013

Una de "lo de siempre", lo de antes.

La ciudad nunca duerme. La gente no cesa de vagar por sus calles. Madrid me deja perderme por sus calles una noche más. Camino de un lado para otro con amigos. Salir, beber , lo mismo de siempre. Siempre conoces gente. Risas y un poco de alcohol para pasar el tiempo. Hacemos fotos para tener recuerdos. A veces camino con el alma cansada cuando vuelvo a casa, con el dolor de ver parejas enamoradas. Pero sigo viva, he sobrevivido a muchos infiernos y he luchado contra mis demonios tantas veces que ya se donde atacar. Los coches no paran de pasar y hay que esperar para cruzar.Cogemos algo para picar y paseamos por los sitios de siempre. Con mis amigos siempre ando sonriente. Ellos me hacen feliz porque siempre estan ahi. Siempre los de siempre...

jueves, 31 de enero de 2013

Alguien diferente...

Espero con impaciencia la llegada del bus, reviso constantemente los horarios. Siempre he sido muy impaciente en eso de esperar, me gusta que las cosas lleguen rápido, y una vez han llegado pueden tomarse todo el tiempo del mundo para suceder. Hace buena temperatura, parece que la primavera empieza a ganarle el pulso al invierno. Me sumerjo en mis pensamientos durante un rato. 
 
Llega el bus y me subo. Como siempre, voy hacia los asientos del final, me gustan porque se puede ver a todos los pasajeros y ellos no te ven a ti, no porque no puedan, sino porque están tan inmersos en su mundo que no se paran a pensar “voy a girarme a ver quién se ha sentado atrás” o esa clase de cosas. Me gusta observar a la gente e imaginar cosas sobre ellos. Me siento en el asiento del fondo a la derecha, bueno depende del puno de vista con el que lo mires, en el asiento del fondo a la derecha visto desde la parte de adelante. Me gusta ese sitio, siempre se de ese lado mejor el skyline de Madrid. Me gusta este bus, tarda poco en ir, hace pocas paradas y además la parada está al lado de casa. 

Ya hemos llegado a Moncloa, el viaje se me hace corto y a pesar de que tengo costumbre de coger este bus, me pasa siempre. Bajo del bus y voy hacia las escaleras que llevan al exterior. Una vez fuera saco la cámara y me pierdo en mi mundo. Madrid es uno de los mejores escenarios para hacer fotos.

Mi primera víctima es un niño pequeño, camina sin rumbo, camina con una sonrisa de oreja a oreja probablemente tramando algún plan para escaparse y vivir alguna aventura. Cuando llevo mi cámara me vuelvo invisible, nadie me ve hacer las fotos nunca, siempre elijo sitios llenos de gente para camuflarme. 
 
La segunda foto que hago es de un paso de cebra, os parecerá absurdo pero no os imagináis la cantidad de historias que se están mezclando sin siquiera tener consciencia de ello. Un chico y una chica se cruzan y se miran y ambos sonríen tímidamente, una pareja con cara enamorada va de la mano, un chico de ropas anchas y cascos gordos va pendiente de la letra del rap que en ese instante está relatando la historia de su vida, una chica camina con la mirada perdida y llena de lágrimas, intenta pasar desapercibida y lo hubiera conseguido si no hubiera estado yo por ahí rondando con mi cámara.

¿Cuántas veces habremos intentado pasar desapercibidos entre una multitud? No manejo ese dato, pero he de admitir que no siempre se tiene la suerte de conseguirlo. La mayoría de la gente te mira de forma indiscreta, otra gente esta tan inmersa en sus pensamientos que simplemente lleva la mirada perdida pero hay un tipo de gente que pasa desapercibida o al menos es ignorada, que sonríe tímidamente ante pequeños momentos. Esa gente que cuando ve a un niño que ríe, sonríe, que cuando ve que alguien camina sin rumbo y con el alma rota se compadece para sus adentros, aunque en realidad desearía ayudar a esa persona, no hace nada, que cuando ve a alguien que viste o que lleva algo que se sale de lo normal sonríe y automáticamente se convierte en fan de esa persona.Admiro a esa gente. Ojalá capte algún día la historia de una persona de esas...