jueves, 22 de noviembre de 2012

Hablándole al vacío.

Porque vuelvo a estar sola, porque a medida que caen las hojas caen personas, caen mentiras no pronunciadas, caen promesas falsas, caen lágrimas. El frío ocupa poco a poco a las personas, las amargan, las matan, las acercan a unas, las alejan de otras. El tiempo va pasando y la gente va cambiando y a los que queremos se van marchando. Mi refugio se va a convertir en mi soledad, en mi realidad, en mi verdad, en mi vida. La navidad se acerca y la bondad sincera con ella, aunque la avaricia compite con ella, por la gente egoísta que mataría por tu vida, por la gente que te utiliza cuando eres solo una pequeña cría. Porque se fueron de mi vida gente en la que creía, gente a la que quería y creía que me protegía. Mentira. Palabras perdidas en el aire, vidas que acaban, vidas que empiezan. Nacemos y morimos solos y en en fondo siempre lo estamos. Abrazos vacíos y "lo siento"s tardíos, verdaderos amigos, efímeros. Los que nos juzgan y nos ganan y nos derriban y nos destruyen, lo hacen por miedo a que tu acabes con ellos. Miedo. Miedo es lo que sentimos, miedo a estar solos, a ser heridos, a quedar perdidos en el olvido, a no ser correspondidos, a caer por el camino, a morir, a vivir, a todo lo que no sabemos, a los que no conocemos, a los que no nos quisieron y vuelven, a los que nos mienten a los que lo saben. Ellos saben que tienes miedo y harán los que puedan para acabar contigo.

Por esas personas, por ellos...

Por esas personas que nos prometieron un para siempre y se fueron de nuestro lado hace meses, por los que dicen que te quieren y no lo sienten, por los que pierdes por la distancia y su estancia en nuestra vida es corta. Por esas personas que nos mienten, por los que no lo sienten, por los que quieren herirte, por los que quieren destruirte. Por esas personas que están ahí, por los que de verdad lo están, por los que se van después de haberlo sido todo y nos han dejado solos, por esos que de verdad nos quisieron y les rechazamos, por los que nos abrazan mientras lloramos, por los que estuvieron en los momentos que marcaron nuestra vida, por los que no se rieron si era graciosa la caída, por los que nos levantaron, y por los que no callaron ante los que nos dañaron, por los que nos defendieron, por los que actuaron sin necesidad de pedírselo. Por los que ves los findes y sin ellos no vives, por que crees que están ahí y en realidad  nunca estuvieron, por los que cayeron y los levantamos, por los que fueron como hermanos. Por los que se fueron antes de tiempo, por los que no volverán nunca y siempre estarán ahí, por los que querrás siempre, por los que te sienten, por los que creyeron en ti, por los que nos cuidan cuando nos perdemos, por los que nos ven cuando nosotros no les vemos, por los que nos vieron aunque fuésemos invisibles y nos convertimos en indivisibles, durante un tiempo. Por esos que no te conocen, por los que creen que lo hacen, por los que hacen que pares y recapacites, por los que saben todo de ti y siguen ahí . Por los que nos odian, por los que nos hicieron más fuertes, por los que nos hicieron mas débiles. Por los que nos roban, por los que nos incomodan, por los que nos oyen y por los que nos escuchan, por los que luchan, por los que querrían conocerte o amarte, por los que amamos y nos aman, por los que nos rechazan, por los que cantan verdades que nos hacen saber que no estamos tan solos, por los que son dueños de nuestra realidad, de nuestro dinero, de nuestros "te quiero", por los que nos leyeron. Por ellos estamos aquí, po ellos.

domingo, 18 de noviembre de 2012

Domingo de otoño.

Tomo el té caliente a sorbos pequeños,mientras miro por la ventana. La calle esta vacía. El turbio cielo intenta aclararse, las gotas chocan contra el cristal, pero durante poco tiempo y de forma muy dulce. El suelo esta repleto de hojas amarillentas y los árboles se comienzan a desnudar. Apoyo mi frente contra el cristal, esta frío, pero es agradable. El tiempo parece haberse parado a pesar de que la canción que escuchaba antes hace rato que ha cambiado. El sol se sonroja y se empieza a esconder mientras se ve reflejado en las ventanas del edificio de al lado. Dos niños van de la mano, riendo, cantando. Llevan hojas en las manos y juegan con el perro que pasa por su lado. Sus padres van detrás contemplando la bonita escena y en mis altavoces suena la voz de una sirena y parece que adelantó su salida la luna llena. Pasa una pareja discutiendo , ella llora y sale corriendo, él la persigue,"¿Qué estás haciendo?" se le oye gritar. El coge velocidad y la alcanza y la abraza y ella se resiste mientras el persiste. "Lo siento." leo en sus labios, ella hace un amago de sonrisa y una lágrima se desliza por su rostro mientras oigo la experta melodía de un pianista de prestigio. Ya es casi de noche y ellos desaparecen y las persianas del vecindario se bajan a la vez y el achocolatado sabor de una galleta se contrasta con hecho tan amargo que he estado contemplando. La ciudad se va escondiendo a medida que va anocheciendo y yo ya me voy mentalizando que mañana hay que levantarse temprano, es lunes.

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Lugar desconocido...

Hola, pronuncio en voz alta, un eco que me sobresalta me responde. ¿Donde estoy?, me pregunto. Veo todo oscuro, pero no veo a nadie. Es un túnel extraño. Veremos si lleva a algún lado. Camino hacia delante con la esperanza de encontrar algo o alguien que puedo decirme donde me estoy. Tengo miedo. Oigo una vez de repente, no sé de donde viene. Una voz profunda me pregunta "¿quien eres?" y yo respondo con voz inocente. Una sombra se mueve. Parece un hombre, pero es muy hermoso. Aparenta ser extraño y parece que este lugar no es real. Me da la mano y comenzamos a caminar.Le observo y no volvemos a pronunciar palabra hasta que llegamos a la superficie. Todo es tan bello. Nos adentramos en un bosque lleno de misterios. Esta lleno de sauces cuyas ramas se enredan en mis cabellos, parece que quizás querían jugar con ellos, pero no hay tiempo. Paramos delante de un enorme lago de agua cristalina, con césped verde al rededor y arena fina y blanca a la orilla. Me doy cuenta de que estoy descalza y me hacen cosquillas al pisarlos. El hombre me ofrece una mano y nos adentramos en las orillas del lago, el agua se desliza entre nuestras piernas como si nos hubiera estado esperando. Veo su hermoso rostro reflejado y me pregunto a donde me estará llevando. Consigo articular palabra, con un tímido timbre de voz le pregunto y el contesta "Vamos a un lugar en el que jamás has estado, que siempre has imaginado en este mundo encantado y lleno de maravillas, algún día sabrás todo sobre ellas, pero de momento déjate llevar y siente como todo fluye y comienza a vivir como si esta fuera tu única realidad".

martes, 6 de noviembre de 2012

Feliz, inocente y loca...

Ella se ha enamorado y nada ha cambiado. Ella le ha encontrado y yo sigo aquí esperando. Ella sigue a mi lado,no me ha abandonado. Será porque su amor no es falso, sus promesas fueron sinceras. Las risas se hacen eternas y las sonrisas duraderas. Las lágrimas son perecederas y les cuesta mas salir.¿ Gracias a quién? Gracias a ti. Gracias a quien estuvo ahí mientras yo lloraba desconsolada hasta la madrugada. A quien supo que algo iba mal aunque dijese "no me pasa nada". Me dice "hoy estas preciosa" aunque tenga cara de recién levantada. Tiene la felicidad impregnada en las venas, me preocupa cuando no me anima cada segundo. Algo va mal. Me paro un segundo y la hago reír. La mato a cosquillas aunque no le gusta. Dice incoherencias y cosas inconvenientes cuando tu piensas en cosas y realmente no estas pendiente, ríes sin parar y su cara de "oye pero que te hace tanta gracia" te hace ver su inocencia. Cosas obvias para mi son nuevas para ella. a veces pienso que hemos perdido la cabeza y aparece ella y dice "¡claro que si querida!". Con esto quería conseguir que ella sonriera un segundo mas de su vida y dijera "¡como te quiero pequeña!"

domingo, 4 de noviembre de 2012

Carta...

Me gustaría verte pronto, echo de menos a alguien de me escuche, me abrace y que aunque no entienda nada me diga que esta todo bien y me cuente sus cosas también y vea que tampoco esta del todo bien pero sigue adelante y eso es admirable y solo que en estos tiempos de locura, sin sentido, necesito tu cordura y sentimiento para evitar que pierda la compostura y acabe sin cura ni percepción del tiempo ni de nada a mi alrededor y me temo que me resulta tentador salir corriendo lejos y huir de todo lo que veo para desaparecer por un tiempo y que me echen de menos y ver de a quien de verdad le importo. Que sepas que aunque esto te deje atónito te lo mando a ti porque lo leerás lo entenderás y responderás con un "¿que te pasa?" sincero y ganas de sacarme de este agujero en el que me metí yo sola sin querer.