domingo, 5 de agosto de 2012

Adios

La noche esta en calma, la melodía roza poco a poco mi alma y mis lágrimas caen suavemente sobre la almohada. Mis pensamientos bailotean violentamente. Miles de mentiras y hechos me recorren los sesos y la mayoría son sobre ti. Lanzaste un hechizo sobre mi y me atrapase, me dañaste y quizás debería marcharme y  olvidarme de ti, y al no poder echarte decidí marcharme yo. Ahora mis pasos son firmes y camino hacia delante mi ocupación es el presente, ya deje el pasado de lado. Que sera de ti, ya no me preocupa. Dejo que la lluvia me moje y se lleve todo lo que antes me apartaba de la felicidad. Mi sonrisa no cesa de escaparse de mis labios y mis ultimas palabras dirigidas a ti son un Adios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario